Conéctese con nosotros

Lifestyle

Zapatos escolares: ¿cómo protegerlos y cada cuánto tiempo debo renovarlos?

Existen diversos los factores que se deben analizar para saber si el calzado escolar ofrece durabilidad y a la vez bienestar a los pies de los estudiantes.

Publicado

el

Síguenos en Google News

Al poco tiempo de iniciar la campaña escolar, es importante que los padres de familia tengan en cuenta el calzado como un elemento fundamental en el uniforme de colegio de sus hijos. Debido a que este zapato está desde el inicio de la vida académica del estudiante, debe cumplir ciertas características como: calidad, suavidad, confort y durabilidad. 

Para José Figueroa, jefe de planeamiento comercial de Sokso, este tipo de calzado debe contar con una planta fuerte, de preferencia que sea de caucho para que aporte resistencia a la abrasión; pues los padres y madres quieren que estos zapatos duren todo el año. 

“Para conservar este calzado, recomiendo que los estudiantes solo lo usen cuando estén en el colegio, y cuando lleguen a sus hogares los pongan en la sombra o en un lugar ventilado. Para el buen cuidado de los zapatos escolares, pueden usar betún negro de preferencia, esta capa protegerá el calzado de los elementos externos que lo rodean y del mismo uso que los niños le dan”, comentó el experto.

Asimismo, Figueroa señala que este tipo de calzado puede tener larga duración si tiene los cuidados adecuados. 

“Un calzado escolar se tiene que renovar cuando las condiciones de este ya no sean las óptimas para proteger los pies de los niños. El tiempo de renovación dependerá de tres factores: calidad del calzado, uso y el desarrollo de los pies de los niños. En promedio, se puede decir que un zapato escolar debería durar como mínimo un año, sin sufrir defecto o un desgaste excesivo. Se recomienda renovar el calzado escolar cada año”, agrega el experto. 

Para esta campaña escolar 2023, el jefe de planeamiento comercial de Sokso comenta que serán 3 los diseños de zapatos escolares más demandados, los cuales son: 

  1. Ballerina con pulsera. Para las niñas y adolescentes, este modelo es un clásico y tiene mayor demanda en todas las edades, no solo refuerza la sujeción, sino que le da un look distinto al zapato.
  2. Con pasador. En el caso de los niños y adolescentes, los gustos son más variados y depende de las tallas, pues podemos encontrar calzados con pasadores que permiten una mejor sujeción y adaptación al pie, ya que a medida que los niños crecen sus movimientos en las actividades son más rápidos y bruscos.
  3. Tipo botín. Este calzado marca la diferencia, son muy cómodos, tiene mayor recubrimiento de los pies y cuenta con diferentes detalles como velcro (o cierre o cinta adhesiva textil) que hará su uso más fácil y práctico.
Prensa Salmón

Medio digital sobre negocios, empresa, economía, finanzas, ciencia, tecnología y estilo de vida.

Más Vistos